DARMSTADT, Alemania, May 19, 2017 /PRNewswire/ —

  • Debate anual de Merck Consumer Health: Discusión de expertos globales sobre cómo preparar a los niños para vivir 100 años con salud   
  • Estudio global de la Economist Intelligence Unit: Los niños de hoy tendrán peor salud que los adultos de hoy de más de 65 cuando alcancen esa edad   
  • Mejor coordinación a todos los niveles requerida para hacer a los niños conscientes del vínculo entre su estilo de vida y su salud a edad avanzada     

Merck, una compañía líder en ciencia y tecnología, reunió a expertos de diversas organizaciones de prestigio, como la ONU, UNICEF, UNAIDS, World Obesity Federation y McKinsey en la sede de la compañía en Darmstadt, Alemania, para debatir cuestiones relevantes, como: ¿ Cuáles son las amenazas más urgentes para la salud a largo plazo de nuestros niños? ¿ Qué se puede hacer tanto dentro como fuera delas aulas? ¿ En qué medida escuelas, padres y comunidades comparten esta responsabilidad?  

     (Logo: https://mma.prnewswire.com/media/508914/Merck_Logo.jpg )

     (Photo: https://mma.prnewswire.com/media/513078/Merck.jpg )

Mientras la esperanza de vida global sigue aumentando, las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud muestran que los niños de hoy en día tienen probabilidades de ser los primeros en vivir 100 años. Pero vivir 100 años saludables  -con vitalidad y movilidad- y el reto de equiparlos para ello, fue el tema del segundo debate anual de ayer, titulado ‘Global Consumer Health Debate’.

Uta Kemmerich-Keil, consejera delegada y directora general de la división Consumer Health de Merck, comentó: «Una cosa es cierta: cuanto antes empecemos a trabajar con los niños sobre cómo deben cuidarse, mejores resultados tendremos a largo plazo. Si este debate ayudase a fortalecer la educación para la salud de mis propios hijos aquí en Alemania, tanto como para los niños de Brasil o de India, entonces estaremos haciéndolo bien en cuanto construir un futuro global de adultos sanos, capaces de disfrutar al máximo de una vida larga».

El evento publicó los hallazgos del libro blanco de la Economist Intelligence Unit (EIU): «Kids and Old Age». Este estudio mundial describe el actual panorama: Que pueden hacer los padres, educadores, políticos, instituciones de investigación y agentes de desarrollo para preparar a los niños a una vida larga y sana? Entre los principales hallazgos, están:

  • Los niños de hoy tendrán peor salud que los adultos de hoy de más de 65 cuando alcancen esa edad.  
  • Los problemas de estilo de vida contribuirán a la enfermedad crónica en edad avanzada y ya están causando problemas de salud.
  • En los cinco países encuestados, las escuelas se dirigen a los principales problemas percibidos, como la falta de ejercicio, pero están ignorando problemas de salud mental en niños.
  • Hay poca evidencia de que dichos programas de educación escolar estén gestionándose para derivar en crecientes índices de obesidad y desórdenes mentales.

Reuniendo a muchos agentes, el debate ‘unió los puntos’ entre los responsables de la salud y bienestar infantil, y creó consenso en torno al pensamiento colaborativo y los objetivos comunes.  

Sin embargo, este debate -y la diversidad de agentes y opiniones- destacó la medida en que las lecciones de nuestra infancia se traducen más allá de nuestros hogares y escuelas, como esfuerzos de la comunidad y apoyo a nivel político.  El mensaje clave es que trabajando juntos en esfuerzos complementarios, nuestros hijos estarán mejor equipados para convertirse en adultos sanos y llegar a ser mayores.  

Los paneles internacionales incluyeron voces tan diversas como representantes gubernamentales de Sudáfrica (Ministry of Basic Education), representantes de la ONU en educación, prioridades de los niños y de la salud (UNICEF, Every Woman for Every Child/UN, UNAIDS), organizaciones brasileñas e indias (Inmed Brazil, Smile Foundation) con grandes efectos desde la base, consultores empresariales para la industria sanitaria (McKinsey) y la Federación Mundial de la Obesidad.

El evento marcó un hito importante en el trayecto de Merck Consumer Health para «Preparar la sociedad para una nueva era de personas viviendo 100 años saludables». El fin de esta división está en el centro del movimiento WE100® de Merck Consumer Health, orientado a elevar la conciencia en una vida sana, para personas de todas las edades. Aunque el informe y el debate nos ayudaron a centrarnos en la conversación global, parece ser que sea aún más crucial crear y tomar acciones. WE100 es el compromiso de Merck de hacerlo.  

Nota a los redactores:   

Acerca de la división Consumer Health de Merck   

Las marcas de la división Consumer Health, como Neurobion®, Bion®, Nasivin®, Seven Seas®, Dolo-Neurobion® y Femibion® son líderes innovadores en mercados clave, respaldados por la ciencia y que cuentan con la confianza de consumidores en todo el mundo. La división Consumer Health está activa, con más de 3.800 empleados en todo el mundo, en más de 40 mercados. La cartera está formada por marcas con unas ventas anuales totales de en torno a los 1.000 millones de dólares.  Consumer Health es una división del sector empresarial Healthcare dentro del Merck Group con sede global en Darmstadt, Alemania.

Para más información, visite http://www.merck-consumer-health.com o http://www.twitter.com/merck_ch.

Todos los comunicados de prensa de Merck se distribuyen por e-mail al mismo tiempo que pasan a estar disponibles en el sitio web de Merck. Visite http://www.merckgroup.com/subscribe para registrarse online, cambiar su selección o interrumpir este servicio.

Acerca de Merck   

Merck es una empresa líder de ciencia y tecnología para atención a la salud, ciencias biológicas y materiales de rendimiento. Alrededor de 50.000 empleados trabajan para desarrollar más tecnologías que mejoren la vida -desde terapias biofarmacéuticas para tratar el cáncer o la esclerosis múltiple y sistemas de vanguardia para la investigación y producción científica, hasta cristales líquidos para teléfonos inteligentes y televisores LCD. En 2016, Merck generó ventas por 15.000 millones de euros en 66 países.

Fundada en 1668, Merck es la compañía farmacéutica y química más antigua del mundo. La familia fundadora sigue siendo la propietaria mayoritaria del grupo corporativo que cotiza en la bolsa. Merck tiene los derechos mundiales sobre el nombre y la marca Merck. Las únicas excepciones son Estados Unidos y Canadá, donde la compañía opera como EMD Serono, MilliporeSigma y EMD Performance Materials.

Su contacto: Lars Atorf, +49-6151-856-3114